Para los negocios latinoamericanos, el manejo de la energía va más allá de  salvar los equipos cuando caen rayos, significa la reducción de los tiempos de parada en la producción.

Por: Greg Larson*

Por diferentes motivos, los componentes electrónicos en América Latina están en un riesgo especialmente alto de presentar daños. De un lado, los rayos abundan en la región, lo cual se agrava simplemente por el hecho de que los edificios generalmente tienen líneas de cobre operando entre ellos.  Además, los códigos de edificios en la región no siempre son obedecidos o cumplidos.

Las oportunidades de que una tierra no existente salte a neutral son de casi 50/50. Para los consumidores y sus componentes de teatro en casa de alta tecnología, esto ha resultado ser un problema permanente. Sin embargo, los negocios tienen muchas más cosas en juego. Un rayo no solo puede arruinar sus costosos equipos, sino que puede producir tiempos de parada en la compañía, lo que implica un descenso en la producción y su correspondiente caída en los ingresos.

Tradicionalmente, los negocios han contado con planes de emergencia para minimizar los tiempos de parada que se presentan como resultado de los desastres naturales o los causados por el hombre y estos planes están cada vez más diseñados para evitar que la empresa se detenga totalmente. En las regiones costeras de América Latina, en donde las condiciones ambientales son las más severas, este no siempre es el caso.

Durante la estación lluviosa, los rayos generalmente se presentan por las tardes y muchas fábricas y sus clientes literalmente apagan sus equipos y cierran las empresas por el fin del día laboral.

También se presenta una falta de consciencia cuando se trata de manejo de energía y cómo mantener las fábricas en operación en todo momento. Luego de trabajar en esta región desde 1988, capacitar a los propietarios de edificios no es nada nuevo para mí. Generalmente, las compañías recurren a mí cuando el daño ya está hecho, buscando una solución para evitar otro evento del mismo tipo. A continuación les daré tres ejemplos de compañías que experimentaron pérdida de equipos y tiempo de parada a causa de rayos y la forma en que evitaron futuros percances con el debido manejo de energía.

Kellogg's, Ciudad de Guatemala

Como fabricante líder mundial en cereales listos para consumir, Kellogg's confía en que sus plantas de manufactura nunca dejan de operar, incluso en áreas propensas a la caída de rayos. Hace ocho años, asesoré la planta latinoamericana de Kellogg's sobre la protección contra aumentos de voltaje. En ese momento, la compañía no se mostró interesada y argumentó que sus edificios tenían sistemas de conexión a tierra maravillosos y que también contaban con una UPS para proteger los equipos.

Cuando comenzó la temporada de lluvias ese año, un rayo golpeó una vieja antena de radio que había entre dos edificios de la planta. El rayo cayó a tierra y fue levantado por las extensiones telefónicas. Todo comenzó por el sistema telefónico y fue afectando todas las instalaciones. Diez computadores con sus módems fueron destruidos cuando el aumento de voltaje viajó por las líneas de datos. Luego de los computadores, siguieron los interruptores, destruyendo 25 de ellos antes de proseguir con las impresoras láser. De allí se difundió hasta el cuarto de servidores y se dañaron totalmente cinco servidores y la UPS. Siguieron los tomacorrientes eléctricos a través de los alambres de cobre y finalmente terminó la descarga con la destrucción de los televisores a color de la planta y los microondas que estaban en la cocina.


Aunque reemplazar los equipos de oficina resultó algo verdaderamente costoso, los mayores gastos se produjeron por los tiempos de parada. La planta fue cerrada durante dos semanas, lo que representó un enorme impacto en los balances de la compañía. Kellogg's me llamó en ese momento y me pidió 100% de protección contra altos voltajes. Implementó un plan que costaba aproximadamente US$45.000, pero el presupuesto de la compañía estaba apretado y el plan tuvo que olvidarse.

Recibí una segunda llamada de esa empresa luego de que se presentó otra tormenta. Hubo rayos nuevamente y se destruyeron los equipos que habían sido reemplazados recientemente en el cuarto de servidores, lo que resultó en otros tiempos de parada en la producción de la compañía. La empresa decidió invertir mínimamente en protección contra altos voltajes en las áreas críticas y sigue mejorando poco a poco el sistema de protección. La estrategia funcionó y desde ese momento no se han presentado más cierres de la planta por tormentas.

Aceros de Guatemala, Escuintla-Guatemala


Aceros de Guatemala es una compañía de reciclaje de metales frente a la costa de Guatemala, la cual produce energía a partir del reciclaje de chatarra y la vende nuevamente al Gobierno. Sin embargo, en el área propensa a rayos en la que se encuentra la compañía, la producción generalmente tenía que pararse en el pasado. Cada vez que se presentaba una tormenta, Aceros tenía que desconectar sus equipos, lo cual le representaba la pérdida de 12 horas de trabajo y mucha pérdida de ingresos.

“Durante mis primeras dos temporadas de lluvia como jefe del departamento IT, aprendí sobre los problemas de los rayos en nuestra región en la peor forma”, afirma Julio García, Gerente de IT en Aceros de Guatemala. “Un lunes por la mañana cuando llegué a la oficina, cuatro de los computadores se habían dañado. No fueron desconectados de los tomacorrientes de la pared; el daño fue producido a través de la línea LAN. Desde ese momento, cuando veíamos que el cielo se estaba poniendo nublado, corríamos a desconectar todo en la oficina, tanto la CA como las líneas LAN”.

Hace 10 años, Aceros se comunicó conmigo al ver en el periódico un aviso publicitario para un sistema de manejo de energía Panamax. Luego de discutir la situación de la compañía y de asistir a un seminario sobre manejo de energía, decidieron gastar US$2.000 mensuales (durante 5 meses) antes de que comenzara la temporada de rayos y proteger así los servidores y sistemas telefónicos de la compañía.

Cuando comenzó la época de rayos, la compañía seguía nerviosa y la gerencia seguía llamándome para preguntarme si estaba seguro de que no debían desconectar los equipos. Con el sonido de los truenos al otro lado del teléfono, les aseguré que sus equipos estarían bien. Así que Aceros decidió no desconectar más sus equipos y, desde ese momento, no tuvo que parar su producción nunca más a causa de rayos.  Para garantizar que las cosas se conserven de esta forma, siempre que la compañía compra equipos nuevos, también adquiere su sistema de protección.

“Una vez hicimos todos los arreglos con relación al manejo de energía, se volvió política de la compañía no volver a instalar ninguna pieza de los equipos sin la protección apropiada tanto para CA como para las líneas de datos”, agrega García. “Seguimos muy preocupados por las tormentas con rayos, pero podemos seguir trabajando sin que se dañen nuestros equipos electrónicos”.


Pantaleón, Escuintla, Guatemala

Pantaleón es la granja azucarera más grande de América Central. La compañía es única por su consciencia de los beneficios que trae la protección contra el alto voltaje e incluso fabricó sus propios protectores por un tiempo, pero simplemente no les estaban funcionando bien. En la ubicación de Pantaleón, la compañía está expuesta a rayos el 80% del año. Más allá de los equipos dañados, hubo varias ocasiones en que los empleados fueron afectados con las subidas de voltaje cuando estaban hablando por teléfono. La situación llegó al punto de que tenían que parar completamente el trabajo.

La compañía me contactó para consultarme su problema. Pantaleón tenía un presupuesto apretado, pero contaba con partidas anuales para el reemplazo de los equipos dañados. Convencí a la compañía de que en lugar de gastar todo su presupuesto en reemplazar equipos dañados, podría gastar parte de ese presupuesto en un sistema de protección para evitar, en primer lugar, el daño de los equipos, y contar con el beneficio de no tener que parar sus operaciones. La compañía estuvo de acuerdo y los arreglos funcionaron perfectamente, tanto que Pantaleón implantó como norma que los empleados no podían trabajar en ningún equipo que no estuviera conectado a un acondicionador de energía.

El ABC de la protección

A. Suministre protección a los dispositivos electrónicos primarios que sean más importantes para usted, como los servidores o las estaciones de trabajo. El dispositivo que se muestra en la figura puede ser ubicado junto a los equipos e incluye salidas para teléfono y Ethernet.

B. Los dispositivos compartidos como servidores, sistemas telefónicos, sistemas de distribución de audio y video, los enrutadores e interruptores se destruyen fácilmente por aumento de voltaje en la línea de datos. Eso ocurre porque existen muchas líneas de datos con diferentes niveles de resistencia. Cuando se presenta un aumento de voltaje, los equipos sufren por estas diferencias en las tierras de la línea de datos, destruyendo así los equipos.

C. Un protector de entrada de servicio es el primer paso en el acondicionamiento de las líneas CA y las líneas de datos, ya que éstas entran en los edificios. Este tipo de dispositivo es el primero en la línea de defensa para proteger los principales aparatos y los circuitos electrónicos sensibles.

*Greg Larson, con base en Guatemala, es el gerente de cuentas de Panamax  - Furman para Estados Unidos y El Caribe. Es responsable de suministrar la tecnología avanzada de la compañía para los exigentes clientes de la región latinoamericana que requieren acondicionadores de energía de alta tecnología para teatros en casa y otras aplicaciones avanzadas. Larson comenzó su carrera en manejo de energía con Panamax en 1988, como primer distribuidor internacional de Panamax en Guatemala. Desde ese momento, no ha parado de expandir sus funciones al interior de Panamax/Furman.

Author: Latin Press

OTRAS NOTICIAS

article thumbnailTema: Cómo diseñar proyectos con video walls multifuente Por: Jose Fernando Castañeda, DatapathRep Central America & Andean Region Día: Viernes 29...
article thumbnailApart Audio El Apart Prezone1 es un preamplificador estéreo multifuncional que permite el control independiente del volumen en dos zonas estéreo,...
article thumbnailChroma-Q La actualización del sistema de control de iluminación y medios Vista 3 by Chroma-Q, anteriormente conocido como Jands Vista, cuenta ahora con...
article thumbnailSkaa Los transmisores y receptores Skaa ofrecen un nuevo estándar de audio HiFi inalámbrico para casi cualquier dispositivo móvil y equipo con...
article thumbnailAtlona La nueva versión v1.2.2 del firmware OmniStream refuerza la distribución de AV sobre IP a videowalls y la administración del sistema dentro de salas de...
article thumbnailKramer La nueva línea de amplificadores de potencia para baja y alta impedancia de Kramer Audio, PA-120Z y PA-240Z, son equipos de alto rendimiento...
article thumbnailMéxico. Cancún es uno de los destinos turísticos más importantes de México, y atrae a más de 35 millones de visitantes en 2018. La competencia por los...
article thumbnailInternacional. Plantronics, empresa que en meses pasados había adquirido a Polycom, anunció que ambas comienzan a operar como una sola y ahora se...
article thumbnailLatinoamérica. Durante 35 años, la compañía Justice AV Solutions, JAVS, se ha especializado en soluciones audiovisuales para salas de justicia, tanto...
article thumbnailLatinoamérica. Durante el último año, la compañía Nortek se ha transformado, cambiaron de ser una empresa americana de seguridad y control con...
PATROCINADORES